domingo, 19 de junio de 2011

Todo Lo Que Me Esneñastes.

Era muy Pequeñita cuando me Enseñastes a Nadar, me Decías Agarrate Fuerte de mi Cuello, No te Sueltes, te Recuerdo como Nadabas, como te Sumergías y Yo te Buscaba y me Asustaba si Tardabas Mucho en Salir. Me Enseñastes lo Peligroso que era el Mar, si No lo Conocías. Hubo Muchos Momentos donde Mi Madre decía: está Chiquilla un Día se me Ahoga. Todavía Hoy en Día me Sumergo e Intento Ver Tu Cara. Nunca te Podre Olvidar por Tantas y Tantas Cosas que me Enseñastes, no sólo del Mar y También de la Vida. Siempre te Voy a Echar  de Menos, No Sabes Cuanto.

3 comentarios:

Bego dijo...

Y solo lo sabemos cuando ya no estan con nosotros.

Un abrazo mi niña AguaClara.

Adolfo Payés dijo...

Gracias por pasar por mi blog.. te sigo y te enlazo en mi blog de poemas.. para poder visitarte con mas frecuencia..

Un abrazo
Saludos fraternos..

Sara dijo...

Que tengas una linda y feliz semana AguaClara.

Besos.